Cuidarse es sinónimo de buscar la salud. No es una cuestión exclusivamente femenina, tanto hombres como mujeres reflejamos nuestro buen estado a través de la piel. Si incluimos la leche de burra en nuestras rutinas, adquirimos calidad de vida.

Productos ecológicos para el cuidado dermatológico

La piel masculina es un 20 % más gruesa que la femenina, debido a la testosterona, por lo que deberían usar productos de textura ligera y que se absorban fácilmente.

Por otro lado, el contenido en colágeno es mayor y la tendencia a un exceso de grasa (por tanto, acné), también se incrementa. Aunque al utilizar menos protectores solares, queda más expuesta a los rayos ultravioletas. Como contrapartida, tanto el colágeno como el equilibrio graso favorecen un envejecimiento dérmico más lento que en las mujeres.

Incorporar cosmética natural a los productos que usamos para nuestra higiene personal, tiene más ventajas que utilizar productos químicos sintéticos. Estos últimos derivan del petróleo y son perjudiciales para la salud, porque sus tóxicos se absorben a través de la piel y pasan a los órganos internos.

albanatura

 

Cosmética ecológica, eficiente y respetuosa

Los productos de higiene ecológicos están realizados con ingredientes naturales y afines a nuestras células, por lo que resultan igual de eficaces que los convencionales, pero con el enorme beneficio de no dañar ninguna parte de nuestro organismo. Además, su uso fomenta el consumo responsable de recursos, por lo que también colabora con la sostenibilidad del entorno.

Agregar leche de burra a los productos cosméticos no es algo nuevo, ya que se apreciaba desde tiempos remotos, porque aporta numerosas ventajas:

– Frescura y capacidad de hidratación.

Nutrición a través de la piel, debido a su elevado contenido en ácidos grasos y vitaminas A, B1, B2, B6, D y E.

– Especialmente indicada para pieles sensibles, con alergias, secas y con dificultades para cicatrizar, y cuando buscamos un buen antioxidante y regenerador dermatológico.

– Contiene inmunoglobulinas y lisozimas, presentes solamente en la leche materna. Por eso ayuda a mejorar nuestro sistema inmune. Aunque estos efectos se aprecian más cuando se ingiere este tipo de leche, la dermis y la epidermis no son capas impermeables y dejan pasar estos componentes beneficiosos, por absorción, al torrente sanguíneo y, por añadidura, a los órganos internos.

– Ayuda a combatir tanto acné como manchas oscuras, ya que realiza una exfoliación suave, de forma natural y contribuye a evitar la pérdida de humedad cutánea.

De hecho, la leche de burra es utilizada en lugares donde las personas pueden tener problemas de desnutrición, por sus múltiples beneficios, tanto a nivel externo y cosmético como para conseguir una nutrición completa, ya que esta leche es la más parecida a la maternal, de todas las que podamos encontrar en el mercado.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Neathea