¿Cómo cuidar una piel sensible y reactiva? Este tipo de piel se caracteriza por ser muy fina, de aspecto blanco rosado y con tendencia a la deshidratación. Cuando una piel sensible no está protegida sufre el ataque de los agentes externos y sufre como consecuencia rojeces, tirantez, ardor e incluso picor.

Te ofrecemos el Pack de rutina facial básica, formado por cuatro productos con los que la limpieza e hidratación de la piel están aseguradas, que además han sido formulados para calmar la piel.

Este pack incluye: leche limpiadora, tónico facial, crema hidratante, jabón específico, y de regalo, dos discos desmaquillantes reutilizables de algodón orgánico.

¿QUÉ ES UNA PIEL SENSIBLE?

Teniendo en cuenta que los principales síntomas de una piel sensible son la aparición de rojeces, tirantez, ardor y prurito o picor, un buen cuidado facial pasa por utilizar productos que contengan ingredientes especialmente calmantes y con una función barrera que protegen la capa más externa de la piel de los agentes externos.

¿QUÉ RUTINA FACIAL DEBO SEGUIR PARA HACER MI TRATAMIENTO CALMANTE?

Teniendo en cuenta que los principales síntomas de una piel sensible son la aparición de rojeces, tirantez, ardor y prurito o picor, el cuidado facial de la piel sensible incluye ingredientes especialmente calmantes y con una función barrera que protegen la capa más externa de la piel de los agentes externos.

PASOS A SEGUIR EN LA RUTINA DE DÍA

Jabón piel sensible. Por la mañana la piel no está intoxicada por lo que la limpieza con nuestro jabón de acción suavizante será suficiente antes de la aplicación de la crema facial. Por sus ingredientes, aporta elasticidad a la piel y luminosidad.

Contorno de ojos. Se trata de la zona con la piel más fina de todo el cuerpo. Por ello necesita un producto específico para su hidratación. Posee una textura fina que revitaliza, alisa y descongestiona el contorno de ojos para obtener una mirada más luminosa y joven. Se trata de un producto fundamental para las pieles sensibles pues tienden a deshidratarse especialmente en esta zona.

Crema piel sensible. Delicada fórmula pensada para calmar y mantener hidratadas las pieles más reactivas durante todo el día. De absorción media, mantiene una fina capa en la superficie de la piel que la protege de los agentes externos evitando su pérdida de humedad.

PASOS A SEGUIR EN LA RUTINA DE NOCHE

Leche limpiadora piel sensible. Elimina las impurezas aportando suavidad a la piel, a la vez que la hidrata y protege en profundidad. Se aplica directamente sobre el rostro mediante ligeros movimientos circulares y se retira con la ayuda de un disco de algodón orgánico húmedo (lado rizado).

Exfoliante. Elimina las células muertas a la vez que facilita que los productos de tratamiento aplicados posteriormente penetren con mayor profundidad en el poro. No es recomendable utilizarlo a diario. En pieles sensibles es recomandable exfoliarse una vez cada 20 días.

Tónico facial piel sensible. Tonifica la piel aportando frescor y suavidad. Sus ingredientes calman las pieles reactivas aumentando su jugosidad. Aplicar con la ayuda de un algodón orgánico seco (parte fina) o bien a toquecitos con los dedos, sin retirar posteriormente.

Serum détox. Combate las toxinas acumuladas, regenerando la piel y aportando luminosidad. Elimina las imperfecciones, purifica y calma la piel. Extender dos o tres gotas sobre el rostro limpio y dejar actuar toda la noche.


Recuerda, que desde Alba Natura queremos que cuides de tu piel de la mejor manera posible, así que si tienes alguna duda, contacta con nosotros y estaremos encantados de aconsejarte y ayudarte. Ponte en contacto a través de nuestro correo electrónico hola@neathea.com y nuestras redes sociales en facebook e instagram, donde además publicamos información sobre todos nuestros productos y los beneficios de la cosmética ecológica ¡Anímate y visitanos!

Fotografía de @solo1instante

Neathea