Cleopatra se bañaba en ella por sus propiedades dermatológicas y antioxidantes. Es la leche de burra. Hoy nos sirve para elaborar cosmética natural. ¿Quieres conocer más a fondo sus cualidades?

¿Qué implica que nuestros productos luzcan el sello bio.inspecta?

La leche de burra se emplea para elaborar cosmetica ecológica. Sus propiedades derivan de sus componentes y nutrientes. La integran vitaminas A, B1, B2, B6, C, D y E. Complementan su composición un 2 % de proteínas. Además, contiene fósforo, potasio, magnesio y calcio.

Entre los principales beneficios para la salud de tu dermis, encontramos que es eficaz en pieles secas o sensibles. Además, es ideal para epidermis que tienen tendencia a presentar manchas y a no cicatrizar.

No solo se emplea para producir tu cosmética natural, sino también para tu nutrición. En particular, si eres deportista, amante del fitness o quieres reforzar tus defensas. Su importancia radica en que es similar a la leche materna, con enzimas que la hacen especialmente beneficiosa para bebés o personas de edad avanzada.

El certificado bio.inspecta, aval de los productos ecológicos

Bio.inspecta se perfila como la entidad de certificación para la norma BioVidaSana. Nace en 1983. Ha estado unida desde su creación al centro suizo Research Institute of Organic Agriculture (FiBL), referente en la investigación de producción ecológica en el ámbito mundial.

La calidad y prestigio del sello bio.inspecta están reconocidos tanto en Europa como en el mundo.

Conforme a la norma BioVidaSana para cosmética natural y ecológica, los productos fabricados con el componente esencial de leche de burra, se ajustan a una serie de parámetros:

– No han sido sometidos a procesos de irradiación.

– No están probados con animales.

– No contienen ingredientes transgénicos ni están elaborados a partir de ellos.

– No integran nanopartículas.

– Su proceso de producción no perjudica al medioambiente ni a la salud.

¿Cuáles son los ingredientes de un producto certificado?

– Componentes naturales, con preferencia ecológicos, de origen vegetal o animal. Es el caso de los productos ecológicos producidos a partir de leche de burra.

– Ingredientes de origen mineral como puede ser la sal o la arcilla.

– Otros ingredientes permitidos. Tal es el supuesto de aditivos o auxiliares de la fabricación.

Aparte de ello, la norma concreta que los productos sintéticos no podrán utilizarse como integrantes de los cosméticos naturales. Se refiere, en especial, a productos químicos cuya incidencia sobre el medioambiente y la salud es dudosa.

Los cosméticos naturales y productos ecológicos de Neathea, cuyo principio activo es la leche de burra, se ajustan a estas condiciones. Así, los artículos que ofrecemos no contienen colorantes artificiales, ni parafinas, ni aceites minerales. Tampoco han sido probados con animales.

Una cosmética elaborada a partir de ingredientes naturales que proceden de la agricultura ecológica. Por este motivo, su potencial radica en el sello bio.inspecta, que les dota de un valor añadido.

Neathea