El objetivo principal de la cosmética natural y ecológica es el de no dañar la piel sobre la que se aplica. Pero además, también tiene como misión no intoxicar.

Está demostrado que la cosmética convencional contiene muchos componentes que pueden ser perjudiciales para el organismo y el medioambiente, e incluso llegan a ser tóxicos. Entre las sustancias tóxicas más potencialmente dañinas para el piel podemos destacar; los parabenes, que son compuestos químicos con propiedades bactericidas que se emplean para alargar la vida del producto, o la parafina, derivado del petróleo que proporciona suavidad a la piel evitando su transpiración.

Y entonces, ¿cómo saber si mi piel está intoxicada?

Suele presentar una textura desigual, acompañada de exceso de secreción sebácea y brillos. La piel aumenta de grosor en algunas zonas, y aparecen granitos, puntos negros e incluso inflamaciones.

La causa puede deberse al uso reiterado de productos no naturales, que al contener sustancias poco afines a nuestra piel no son absorbidas por esta, y se quedan adheridas a nuestra capa más externa, taponando los poros e impidiendo la transpiración normal de la piel. Otro motivo puede ser la acumulación de células muertas resultado de la contaminación, sudor o restos de cremas solares. En cualquier caso debemos eliminar estos restos para que nuestra piel respire y favorecer su regeneración, que se produce de manera natural cada 21 días.

Nuestro Serum Detoxificante es un producto basado en los principios activos de diversas plantas:

El objetivo de un tratamiento detoxificante es que la piel se muestre luminosa a través de su textura, que al no tener imperfecciones logrará reflejar su luz natural. Para ello es necesario conseguir un relieve cutáneo regular, eliminar las células muertas y tratar surcos y arrugas.

El tratamiento completo, debería realizarse al menos una vez por semana, aunque podría hacerse incluso a diario si la piel tiene tendencia grasa o se ve contaminada por la acción de factores externos. Tendría las siguientes fases:

1.- Limpieza: con nuestro jabón BIO con aloe vera y bergamota obtendrás una piel limpia y revitalizada.

2.- Detox: el serum detoxificante con su textura en gel refresca y purifica, aportando luminosidad y suavidad a la piel.

3.- Hidratación: La crema facial para pieles mixtas / grasas con su contenido en centella asiática y avellana, elimina las imperfecciones y los brillos, mientras que mantiene la piel hidratada durante más tiempo.

Tu piel necesita respirar, especialmente en verano. Prueba este tratamiento y cuéntanos tus resultados!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Neathea