NUTRICIÓN

Próximamente...

Refuerza tus defensas

Desde el punto de vista nutricional, la importancia de la leche de burra reside en que es la más similar a la leche materna. La principal razón es que las burras, a diferencia de los rumiantes (vacas y ovejas tienen 4 estómagos), son mono-gástricos, al igual que los humanos. Por eso, la digestión y absorción de los nutrientes es muy similar.

Otra característica muy importante de la leche de burra es su alto contenido en lisozimas y lactoferrinas. Ambas son enzimas fundamentales para reforzar el sistema inmunológico. Su aportación en estos dos compuestos es incluso más alta que la que podemos encontrar en la leche del ser humano. Por esta razón, la leche de burra es altamente recomendable en etapas en las que el fortalecimiento de las defensas es esencial, como por ejemplo en bebés y en personas en edad avanzada, donde el cuerpo suele necesitar un aporte extra de protección.

Hoy en día cada vez más gente es intolerante o alérgica a la proteína de la leche de la vaca. En este sentido, la leche de burra puede suponer una alternativa adecuada para mantener un consumo diario de producto lácteo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies